Como elegir un buen nutricionista y que ayuda te prestará.


Cuándo uno esta buscando un buen nutricionista se encontrará con varios perfiles diferentes de profesionales, diversas formas de abordar el tratamiento, personalidad y trato con los pacientes son puntos a revisar, lo importante es encontrar una persona con la cual nos podamos sentir cómodos y ser capaces de depositarle nuestra confianza, si damos con esto ya tendremos una porción importante de terreno ganada. De esta forma el profesional empezará a indagar en las inquietudes, necesidades del paciente, gustos alimentarios, hábitos, estilo de vida, vida social, así también como en antecedentes y enfermedades previas. La idea es ayudarte a mejorar tu alimentación y corregir los comportamientos nocivos con la comida mediante un plan alimentario personalizado. El asunto es poder hacer un proyecto alimenticio que pueda coincidir con tus gustos y dónde también quede espacio para tomarse ciertos "recreos" o "licencias" en cuanto a la comida. El tratamiento no es simplemente entregar una lista de alimentos "permitidos" y otra de alimentos "prohibidos". En el consultorio se intenta ir mas allá y poder lograr un cambio llevadero y duradero en cuanto a la forma que tenemos de alimentarnos teniendo en cuenta también nuestras posibilidades, tiempos y ocupaciones.

Un nutricionista te puede ayudar a perder peso ya que está capacitado para proveer y enseñar recursos, técnicas y herramientas que te serán de suma utilidad en el proceso de adelgazamiento.
Es importante también tener en cuenta que tratar el tema del sobrepeso u obesidad es para muchas personas un problema estético, pero el trasfondo es mucho mas importante, conseguir un peso adecuado es prevenir enfermedades, tener salud, mayor calidad y esperanza de vida. Cuando presentamos sobrepeso u obesidad nuestras posibilidades de padecer determinadas enfermedades como por ejemplo: diabetes, hipertensión arterial, elevados niveles de grasas en sangre (ejemplo: colesterol), litiasis biliar, cirrosis hepática y apendicitis. El nutricionista puede identificar las razones que te están llevando a sumar más kilos de los que quisieras y es el que puede marcarte y orientarte en el camino mas conveniente por dónde deberás encarar el descenso de peso.

Es importante también aprovechar el pico de motivación del paciente, ya que la misma fluctua bastante por lo cual, si notamos que estamos con una buena motivación puede ser un momento propicio para capitalizar la misma de la mano de un nutricionista. Al estar en un punto alto de motivación estaremos mas permeables a recibir nuevos aprendizajes y darle forma al cambio. En ocasiones, siendo el sobrepeso u obesidad  patologías de carácter multifactorial, se debe tener en cuenta que el origen de la misma puede tener componentes u elementos relacionadaos con el área psicológica y/o emocional pudiendo ser útil en algún momento del tratamiento la intervención de un profesional calificado de ese área.

En los días que corren la comercialización de la perdida de peso está muy en boga, por lo tanto, estamos expuestos a un aluvión constante de información y ofertas relacionadas con las diferente formas de adelgazar que pueden llegar a haber, pero hay algo muy importante: una cosa es bajar de peso con la dieta de moda o método de turno (siempre pintorescos, exóticos, divertidos muy prometedores), que la mayoría de las veces no tienen ningún tipo de fundamento científico y que en general hacen perder tiempo y dinero, como si esto fuera poco los mismos alimentan el circulo constante de esperanza-decepción en el cual nos vemos inmersos en la medida que nos involucramos con este tipo de cosas. El proceso de entrar en una dieta y salir, volver a entra en otra y volver a salir. Estar permanentemente haciendo las cosas de esa manera genera mucho cansancio, desgaste y perdida de energía.

nutricionistas recomiendan reducir porcionesUNA ADVERTENCIA: estoy absolutamente en contra de los "nutricionistas-homeópatas", en realidad pseudonutricionistas cuyo tratamiento se sustenta en pastillas con componentes "naturales". Las mismas vienen en pequeños frascos sin otro rótulo que no sea el de la farmacia que lo preparó, los mismos son peligrosos ya que suelen tener en su composición  combinaciones de sustancias como: diuréticos, anfetaminas y/u otras drogas que pueden resultar muy peligrosas para la salud además de encontrarse prohibidas. No obstante existen farmácos que algunos médicos los usan pero son de laboratorios reconocidos y deben ser usado bajo la supervisión del médico, estos últimos tampoco son milagrosos ni son una panacea, solo auspician como complemento de un buen plan alimentario equilibrado y adecuado a las necesidades particulares.

Otra forma muy diferente es bajar de peso de la mano de un nutricionista que aplicará conocimientos que están fundamentados por la ciencia.
Para tener un descenso de peso adecuado que respete nuestras necesidades los Licenciados en Nutrición tenemos en cuenta los 4 principios de la nutrición:

-Principio de la cantidad:
-Principio de la calidad:
-Principio de la armonía (los macronutrientes, a saber: hidratos de carbono, proteínas y grasas se deben encontrar en un porcentaje adecuado: 50%, 20% y 30 % aproximadamente)
-Principio de la adecuación (el plan debe tener la adaptación para cada individuo)

Un nutricionista te puede dar orientación para adelgazar pero también insistirá en una alimentación equilibrada que te pueda proveer de la cantidad suficiente de macronutrientes, vitaminas y minerales que tu cuerpo requiere para poder mantener la salud de tus órganos así también como para poder realizar las funciones vitales y evitar enfermedades.

Si hablamos del plan de alimentación en sí mismo, no solo se remarca la importancia en la disminución de las calorías en nuestra dieta sino que habrá un fuerte trabajo en puntos tales como:

-La selección de alimentos y formas de preparación: buscando alimentos con bajo contenido de grasas y azúcares. También cuidando las formas de preparación como por ejemplo evitando frituras, salteados y usando siempre el rocío vegetal para evitar que la comida no se pegue a la superficie de cocción.
-Reemplazo de la sal por especias o hierbas aromáticas disminuyendo el consumo de sodio y por ende generando una menor retención de líquidos en el cuerpo.
-Otro item a ver y donde comunmente se falla es con el tema de las comidas fuera de casa ya que los restaurantes, rotiserias, puestos de comidas al paso, etc. usan en sus preparaciones altos contenidos de grasas y sal por que exaltan los sabores en las comida. Por ejemplo si hablamos de las salsas compradas en establecimientos alimenticios, las mismas son en ocasiones bastante calóricas. No obstante existen formas de cocinar ricas salsas caseras que sean mucho menos calóricas que las preparadas fuera de casa.

Mas allá de todo lo que venimos hablando tal vez estés pensando en el concepto de "hacer dieta" y es precisamente lo que quiero evitar, la palabra dieta ya tiene de por sí una connotación muy fuerte relacionada con el fracaso, con una cosa negativa y con la cual se sufre. Entonces es hora de ir "cambiando ese viejo chip". A mi me gusta referirme a la nueva alimentación en términos de PLAN ALIMENTARIO, ya que esta terminología esta mas relacionada a algo mas flexible, que se extienda en el tiempo y no esta cargado con la mistica negativa de la palabra "dieta". Las dietas en general son mas rígidas y estructuradas, el plan alimentario, en cambio, es algo mas flexible, mas dinámico, estimula al paciente a aprender las cualidades y valor calórico de los alimentos, también a poder gestionarse con los famosos y mal llamados "alimentos prohibidos",  los cuales podremos podremos aprender a incorporar en nuestra alimentación.

UNA ÚLTIMA COSA: aunque estés con el mejor profesional del mundo, el mismo no hará milagros, la motivación, tus ganas y esfuerzo darán el golpe, eso si el nutricionista te asesorará, informará, sugerirá que caminos podés seguir y será tu acompañante en el proceso para que puedas alcanzar el peso que buscas.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario