viernes, 29 de agosto de 2014

Importancia del ejercicio físico para adelgazar y motivación

mujer haciendo ejercicio para adelgazar

Con frecuencia, en algún momento determinado, nuestro plan de ejercicio físico para adelgazar choca con la falta de motivación y cuando no hay pocas muchas ganas la importancia de lo que significa la gimnasia se puede ir "desdibujando". Podría ocurrir por ejemplo una merma de la motivación cuando comienza el invierno... en ese momento lo mejor es no quedarse en casa "inmovilizado", debemos repasar los objetivos, tenerlos en mente, ponernos un abrigo y a entrenarnos!!! 
 Recordemos que ponerse en forma es una tarea que suele requerir esfuerzo y un determinado tiempo. El hecho de poder realizar nuestro plan de actividad física en nuestra rutina diaria a traves de las semanas, también puede estar influido por cuestiones que tienen que ver con la organización familiar, la distancias, cuestiones climáticas, etc. Por lo tanto es recomendable elegir un gimnasio o club no demasiado lejos de nuestro hogar por que esto puede terminar siendo un factor decisivo a la hora de concurrir al mismo.
El ejercicio, entonces lo debemos de tomar con paciencia y al mismo tiempo tratar de buscar el disfrute en el mismo, por lo tanto es importante buscar una actividad que sea de nuestro agrado, si vemos la posibilidad de salir a trotar pero esta actividad realmente no es algo que nos guste, difícilmente la podamos mantener en el tiempo. Siempre es mejor elegir algo que nos agrade ya que de esa forma la podremos incorporar mas fácilmente a nuestra vida cotidiana.

Para no caer en la falta de motivación es importante tener en cuenta ciertos puntos:

-Evitá lo muy rápido, muy intenso o que conlleve demasiado esfuerzo, de lo contrario nos enfrentaremos con dolores musculares o hasta eventuales lesiones que pueden obligarnos a salir de nuestra rutina de ejercicios por un tiempo.


-Tratar de tener en cuenta que querer realizar un entrenamiento “a full” en los primeros días puede llevar a una sobreexigencia con las consecuencias anteriormente mencionadas. Si sos mayor de 30 años y venís de un período de sedentarismo , lo mejor será comenzar con sesiones de entrenamiento de 20 minutos de actividad en las primeras semanas para luego ir aumentando progresivamente el tiempo y duración en las sesiones, es bueno no terminar totalmente cansado y quedarse con las ganas de “un poco más”.


-Una buena idea puede ser comenzar a ejercitarse por ejemplo con aquella bicicleta fija que tenes abandonada: mientras andas podes escuchar música o mirar televisión. Este tipo de aparatos también pueden ser útiles si el clima te impide salir de tu casa.


-Preparar con anticipación la ropa, el bolso y todo lo que necesite al momento de salir a realizar ejercicio te ayudará a organizarte y que la ida al gimnasio no termine siendo una incomodidad o un “dolor de cabeza”, que a la larga nos puede llevar a que desistamos de realizar la actividad.


-Otra sugerencia interesante es buscar un “compañero” de rutina, alguien también interesado en estar y sentirse mejor, que probablemente podría acompañarnos en nuestra actividad. Así también podemos tener en cuenta que podemos llegar a “pedir una mano”, para que cuiden a los niños, para hacer un trámite impostergable o lo que fuere, siempre habrá alguien a quien acudir para que podamos mantenernos en nuestra rutina con menos dificultad.


Es importante poder introducir una rutina de ejercicios diariamente. Al igual que nos levantamos, vamos a trabajar, nos bañamos, nos cepillamos los dientes, llevamos a los chicos al colegio, es importante tener también horarios y momentos para la actividad física. El ejercicio poco planificado puede dar lugar a ideas poco eficientes como “cuándo tenga un rato libre me pongo unos minutos a andar en bicicleta” o  "el día que no llegue tan cansado/a de trabajo saldré a caminar”.




Ejercicios aeróbicos, esa gran opción


Si bien cualquier tipo de actividad que implique movimiento puede ser beneficiosa para las personas que buscan perder peso, es probable que el profesional de nutrición pueda recomendarte ejercicios aeróbicos para bajar de peso ya que los mismos son más beneficiosos para la salud cardiovascular (El ejercicio aeróbico es el ejercicio en el cual se hace una quema continua de calorías y hace que tu cuerpo use más oxígeno).

Entre los ejercicios aeróbicos mas comúnes se pueden nombrar al ciclismo, caminata, natación, trote, etc. Los mismos elevan la velocidad y profundidad de la respiración, hacen subir la temperatura del cuerpo y hacen transpirar. Los ejercicios anaeróbicos son ejercicios intensos de corta duración, entre los ejemplos mas comunes se encuentran el levantamiento de pesas, la carrera de 100 metros llanos, etc. El ejercicio anaeróbico puede también ser beneficioso para la salud pero no hace demasiado a favor del aparato cardiovascular.Tu médico será el encargado de determinar la frecuencia cardíaca a la que debes ejercitarte para poder aumentar paulatinamente el nivel de entrenamiento de tu corazón. La frecuencia cardíaca de entrenamiento siempre deberá ser menor que tu frecuencia cardiaca máxima.
El médico siempre estar atento en caso de que el paciente presente arritmias cardíacas. 


También en la hora de diseñar un programa personal de entrenamiento debemos tener en cuenta otras cuestiones que son de sentido común como la propia sensación de cansancio.La idea en un principio es incrementar progresivamente la intensidad y duración del esfuerzo en un período de cuatro a seis semanas. Los cardiólogos, en general, coinciden que se necesitan de tres a cinco sesiones de ejercicios a la semana de una duración de 20 a 45 minutos, ajustándose a la frecuencia cardiaca personal.Si bien los ejercicios aeróbicos para bajar de peso son una opción valedera, es fundamental la consulta con el médico antes de comenzar un programa de ejercicios, el mismo evaluará tu condición física, las rutinas, análisis y controles pertinentes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario